CONDENAN A ABOGADO POR QUEDARSE CON INDEMNIZACION

La Cámara Penal de la Provincia de Santa Fe, confirmó el fallo de primera instancia, en el cual condenan a un abogado de la localidad de Rosario, Víctor Andrés Scuderi, por “suscripción engañosa de documentos” a un año de prisión condicional, fijar residencia por dos años y someterse al cuidado de un patronato.

La Sra. Sara Elena S., gente de muy bajos recursos, fue víctima de un accidente de tránsito el día 20 de Enero de 2006. A los efectos de presentar el reclamo ante la compañía de seguros, contrató los servicios del abogado ahora “condenado”, quien llegó a un acuerdo extrajudicial en la suma de $ 32.000.- a abonar en 6 cuotas mensuales de $ 6.400.-  En el primer mes de pago, el letrado concurrió a la casa de la víctima y le entregó la suma de $ 3500 aduciendo que el resto sería destinado al pago de gastos, tales como los médicos intervinientes en el caso y que si tenía intenciones de cobrar las 5 cuotas restantes, debería abrir una cuenta en un banco, donde le sería depositado el dinero todos los meses  y le hizo firmar recibos por el resto de la deuda, los cuales la damnificada ante su inocencia y la necesidad de contar con el dinero suscribió. La cuenta del Banco Credicoop que abrió la damnificada, nunca tuvo movimiento, ya que el letrado se quedó con el dinero de la indemnización y nunca le abonó a su clienta. Todo culminó con la denuncia penal realizada por la víctima en la justicia.

Si bien el tribunal condenó a la pena de un año de prisión condicional, el profesional no fue inhabilitado para ejercer, debido a que los jueces consideraron que en la imputación original no le reprocharon haber cometido el delito en su carácter de abogado, motivo por el cual de imponer tal sanción se habría incurrido en una incongruencia que atenta contra las garantías del proceso.

Una muestra más de lo mal que funciona nuestra sociedad en todos los ámbitos y de las irregularidades con las cuales nos acostumbramos a vivir.

El supuesto “profesional” se quedó con el dinero de una víctima de un accidente de tránsito a la que nunca le pagó y la imputación que recibe es “suscripción engañosa de documento” por le hecho de haberle hecho firmar recibos por un dinero que nunca recibió. El eje central del actuar del profesional es que se quedó con dinero que no era de él, es decir, lo central es el robo del dinero, la firma de los recibos debería haber actuado como un agravante de la pena porque denota la intención manifiesta de quedarse con la indemnización.

El letrado recibió la pena de prisión condicional y no fue condenado a una inhabilitación de la matrícula. En la prisión condicional, si bien la condena es efectiva, se suspende su ejecución. Actúa a modo de advertencia, siendo que permanecerá en libertad a menos que vuelva a cometer otro delito. Es decir, lisa y llanamente, se quedó con el dinero de su clienta por más de 9 años y seguirá en libertad ejerciendo la profesión como si nada hubiera pasado.

El tercer punto pero no por ello menos importante, está constituido por la compañía aseguradora. ¿Qué clase de compañía abona una indemnización de $ 32.000 en 6 cuotas mensuales? ¿No constituye eso un abuso por parte de la aseguradora? Son situaciones a las cuales no debemos acostumbrarnos y menos aún permitir que sucedan.

 

Dra. Gabriela Melina Alvarez – para SegurosAlDia.com

 

Recent Posts

Start typing and press Enter to search